Bagna Cauda en 5 pasos

Escrito por Cecilia Perez

Origen de la Bagna Cauda

Nombre de origen incierto Bagna Caôda: bagna, que en Piemonte se aplica a salsa o jugo… y càuda que significa caliente, cálida. Este plato se origina en la zona del Bajo Piamonte, llamada Monferrato, y según la tradición se consumía después de la fatiga de la vendimia y la vinificación. Los viñateros, campesinos, familiares y amigos se sentaban alrededor de un fogón a las brasas y sobre éste se colocaba un recipiente de terracota (paila), dentro del cual estaba la salsa con una base de aceite de nuez, dientes de ajos triturados y pasta de anchoas saladas, calentándose sin llegar nunca a hervir –el “lujo” de las anchoas se explica porque la zona estaba en el antiguo “camino de la sal” que partía de Hyères (en la actual Francia), atravesaba los Alpes por el paso de Monviso y bajaba hasta el valle del Po.

Ingredientes

Para la bagna cauda

5 dientes de ajo
5 anchoas
Aceite extra
1/2 lt. de crema de leche
1 puñado de nueces

Para mojar en la salsa

1/2 brócoli
1/2 coliflor
2 papas chicas
2 milanesas
1 caja de ravioles
1 zanahoria
3 tallos de apio
200 g. de repollitos de Bruselas
3/4 de pan
Aceite de oliva

  1. Lo primero que vamos a hacer es cortar el pan. La mitad vamos a cortarlo en rodajas, y la otra mitad en cubos. No importa si es pan del día anterior ya que lo vamos a tostar, por lo cual es exactamente lo mismo. Colocar los trozos de pan en una fuente para horno y dorar con un chorrito de aceite en el horno, hasta que estén completamente tostado.
  2. Ahora las papas: vamos a pelarlas y cortarlas calculando el tamaño de un bocado. Recuerden que todos éstos ingredientes que estamos preparando vamos a mojarlos en la salsa bagna cauda, por lo cual ustedes deben calcular un tamaño adecuado de un bocado. Así como están vamos a cocinarlas al vapor, o al horno. Si las hierven pueden agregar un chorrito de vinagre al agua, esto hará que se mantengan firmes y no se deshagan en la cocción. Lo importante es lograr una cocción justa, no solo de las papas sino en todos los ingredientes, ya que deben estar “firmes” para que podamos mojarlos en la salsa sin problema.
  3. Número tres, el brócoli, el coliflor y los repollitos de brusellas. Vamos a desarmar los “arbolitos” del brocoli y el coliflor para que queden del tamaño de un bocado, y a los repollitos los cortamos por la mitad. Cocinamos ambas verduras también al vapor o hervidas.
  4. Lo mismo vamos a hacer con las zanahorias, las cortamos del tamaño de un bocado y las cocinamos al vapor.
  5. El apio en cambio vamos a cortar en tiritas y vamos a utilizarlo en crudo, por lo tanto solo lo lavamos bien y lo cortamos.
  6. Freir las milanesas. Pueden ser de carne o de pollo. Después las cortamos en pedacitos que podamos pinchar fácilmente para mojar en la bagna cauda.
  7. Otra idea increíble y que queda espectacular es freir ravioles. También se pueden hacer hervidos siempre y cuando queden bien al dente para que no se desarmen. Sin embargo si los preparamos fritos quedarán bien crocantes, como si fueran empanadas pequeñas, ideales para mojar en la salsa.

Que la disfrutes en familia, acompañado de una buena copa de vino.

Amo profundamente la poesía. Disfruto mucho mirando películas animadas. Escritora por placer. Diseñadora de indumentaria. Tengo mi propia marca de ropa para niños, amo trabajar para ese público tan amoroso.

Comentarios

comentar

Comentar