Por qué deberías introducir la nutricosmética en tu vida

http://esdemujervip.com/wp-content/uploads/2016/07/1nutri.jpg
Escrito por Leticia Serrano

Cuando se trata de ponernos en forma y vernos bien nos encontramos con un abanico de opciones que nos ayudan mejorar nuestro aspecto de manera saludable, que es lo más importante. Entre estas opciones, en los últimos años, fue ganando adeptos la nutricosmética. La rama de la nutracéutica que busca la belleza a través de la salud con productos de procedencia natural.

Los nutricosméticos son productos elaborados a base de compuestos de origen natural, que generalmente se hallan en los alimentos. Son sustancias que se ingieren de forma oral de diferentes maneras. Fundamentalmente, son nutrientes que actúan en nuestro organismo. Su objetivo es mejorar nuestro aspecto físico desde adentro hacia afuera.

Estos nutrientes contienen aminoácidos, ácidos grasos, vitaminas minerales, antioxidantes, entre otros, que ayudan a que las funciones de nuestro cuerpo se realicen correctamente. Y por supuesto, esto se ve reflejado en nuestro exterior. Para mejorar nuestra salud física hay que comenzar por nuestro interior.

Se extraen los activos naturales de plantas, en mayor medida, y también de animales, para elaborar las píldoras, cápsulas y jarabes. Se sintetizan estas sustancias, a través de procedimientos no químicos, con resultados medicinales.

En algunas comunidades con más contacto con la naturaleza estas prácticas forman parte de la medicina y cuidado habitual. Incluso hay registros de estas experiencias en la Edad Media y en el Antiguo Egipto.

Su composición es muy variada y tiene resultados que ayudan a la salud:

Resultado de imagen para nutricosmética

Los extractos de vid roja, que se utilizan en tratamientos para la circulación, ayudan a eliminar venillas y varices. Este es un inconveniente estético y, primordialmente, de salud.

El ácido hialurónico, que se extrae de las grasas de algunos peces, favorece a la reducción de arrugas profundas.

Las algas conocidas como Fucoidan potencian el sistema inmune y protegen la piel contra agresiones externas. En algunos países se utiliza como un bloqueador contra la contaminación.

El betacaroteno, con sus precauciones correspondientes, sirve para potenciar el bronceado de forma natural.

El licopeno, procedente del tomate, ayuda a mantener una mirada más limpia libre de venitas y ojeras.

Lo conveniente es comenzar a tomarlos a partir de los 30 años. Por la mañana, con el desayuno, siempre siguiendo la dosis recomendada. Es significativo recordar que la ingesta de mayores dosis puede ser perjudicial y con menores dosis no se obtendrá el resultado deseado.

Un nutricosmético debe tomarse por lo menos entre 3 y 6 meses. Luego se puede descansar durante otros 3 meses y volver a tomarlos. Pueden tomarse durante periodos largos, ya que son complementos de la nutrición. Deben evitarse su consumo en embarazadas, mujeres que dan lactancia natural y aquellas personas que padezcan alguna enfermedad. Corresponde suspender su uso antes de cualquier procedimiento quirúrgico, puesto que algunos alteran la coagulación.

Según los expertos en belleza, la ventaja de la nutricosmética es que consigue una acción en todo el cuerpo y no solo de forma externa, sino también en profundidad. Es decir, un lugar donde la cosmética común no puede llegar.

Asimismo, algunas de sus desventajas radican en que pueden producir alergias, alteraciones de la coagulación o efectos derivados de una sobredosificación.

Los nutricosméticos son la consecuencia de la fusión entre la industria alimenticia, cosmética y la nanotecnología.

composicion nutricosmetica

Son eficaces pero no milagrosos, debe combinarse con hábitos saludables libres de tabaco y alcohol, con ejercicios o caminata, una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras, y cuidados externos como limpieza facial y cremas adecuadas para cada tipo de piel.

Se venden sin receta médica ya que no son fármacos, son suplementos nutricionales.

No te olvides que es primordial que consultes a tu médico antes de comenzar a incorporarlos a tu dieta. Una alternativa nueva, que va tomando fuerza, que nos ayuda a vernos bien sin dañar nuestra salud y utilizando productos naturales, como los que tenemos en casa. Recordá que el bienestar interior se refleja en cada centímetro de nuestro cuerpo y nos hace vernos más bellos. La salud y la belleza van de la mano, no se obtiene la segunda sin tener la primera.

Soy Locutora y periodista. Informar e informarnos es un derecho. Creo en el crecimiento desde el compromiso.

Comentarios

comentar

Comentar