Depresión post-parto

https://i.ytimg.com/vi/G5hg0DUd2AE/maxresdefault.jpg
Escrito por Mariana Basualdo

Acabo de tener un bebé. ¿Por qué me siento tan mal?

Si eres una nueva madre que esperaba estar llena de alegría luego de parir, puede ser perturbador y confuso si realmente estás sintiendo lo contrario. Tenga la seguridad de que usted no está sola: en cualquier lugar del mundo, de 40 al 80 por ciento de las nuevas madres experimentan el “blues infantil”; un estado emocional de lágrimas, infelicidad, preocupación, dudas de sí misma y fatiga. Los baby blues mayormente comienzan unos días después del parto y desaparecen luego de una semana o dos.

Sin embargo, si sus sentimientos parecen inusualmente intensos y han durado más de dos semanas seguidas, usted puede estar preguntándose si usted tiene una condición más seria. Puede ser una sorpresa, pero podría tener depresión posparto (PPD).

¿Qué es la depresión posparto?

A veces puede ser difícil distinguir la diferencia entre la depresión clínica, el estrés normal y el agotamiento de la nueva maternidad. Pero si tus sentimientos de tristeza o desesperación son tan poderosos que te impiden ser capaz de hacer tus tareas diarias – como cuidarte a ti misma y a los demás – podrías tener PPD.

Alrededor del 10 por ciento de las nuevas madres desarrollan PPD, pero algunos expertos creen que el número es aún mayor porque muchas mujeres no buscan tratamiento. Si usted está luchando, consulte a su médico para que evalúe su caso.

Según la Asociación Americana de Psiquiatría, la depresión posparto puede comenzar en las semanas después del embarazo o incluso antes (aproximadamente la mitad de las mujeres con PPD tienen síntomas durante el embarazo.)

¿Cuáles son los síntomas de la depresión postparto?

depresion-post-parto-como-detectarla-y-superarla--300x380

Los síntomas de PPD y la depresión que ocurre antes o durante el embarazo son los mismos. Podría tener PPD si experimenta cinco o más de los siguientes síntomas casi todos los días, durante la mayor parte del día, durante al menos dos semanas consecutivas:

  • Extrema tristeza, vacío o desesperanza.
  • Llanto constante.
  • Pérdida de interés o falta de placer en sus actividades y pasatiempos habituales.
  • Problemas para dormir durante la noche o problemas para mantenerse despierto durante el día.
  • Pérdida del apetito o comer demasiado.
  • Sentimientos abrumadores de inutilidad o culpa abrumadora.
  • Inquietud o lentitud.
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • Sentir que la vida no vale la pena ser vivida.

Otras posibles señales de que puede estar deprimido incluyen:

  • Estar irritable o enojado.
  • Evitar amigos y familiares.
  • Preocuparse excesivamente por su bebé.
  • Sentir desinterés por su bebé, o ser incapaz de cuidar de él/ella.
  • No poder levantarse de la cama durante horas.

En casos raros, algunas mujeres con PPD experimentan pensamientos delirantes o alucinaciones y pueden dañar a su bebé.

Si tienes alguno de estos síntomas consulta a tu médico.

Soy Maru, Lic. en Letras de la UBA, editora y mamá de dos mellis maravillosos: Sophie y Milton. Además de ser una apasionada de los libros, soy amante de la costura, el Jazz, el buen cine y la comida mexicana. Espero que tengamos lindos intercambios.

Comentarios

comentar

Comentar