El permiso menstrual

Resultado de imagen para el permiso menstrual
Escrito por Leticia Serrano

El día femenino surge por las molestias e incomodidades que sienten las mujeres durante el periodo menstrual que les impide rendir al 100% en su trabajo. No podemos negar que no se tratan de días como cualquier otro, ya que los dolores y falta de comodidad son notables en la mayoría de las mujeres. Incluso algunas sufren graves dolencias que no les permiten moverse.

El permiso menstrual es necesario, sobre todo, para aquellas mujeres que padecen dismenorrea, reglas muy dolorosas, que no se trata de las típicas molestias menstruales sino de dolores tan intensos que les impiden levantarse de la cama, y muchas veces van acompañados de náuseas y vómitos. “Es un desorden ginecológico común en mujeres en edad reproductiva. Una condición debilitante que afecta a millones de mujeres en todo el mundo”, así lo explica la Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, de la Federación Colombiana de Asociaciones de Obstetricia y Ginecología.

Según un estudio realizado por el Instituto para la Calidad y Eficiencia en el Cuidado de la Salud (EEUU), una de cada diez mujeres sufre dismenorreas. Estas pueden estar provocadas por complicaciones más severas, como enfermedades de transmisión sexual o endometriosis, aunque a veces su origen es desconocido.

Cumplir con la jornada laboral en estas condiciones es un verdadero tormento, por ello algunos países contemplan la posibilidad de faltar al trabajo durante esos días, aunque este permiso no es para todas las mujeres, sino solo para las que presenten un certificado médico que confirmen que efectivamente padecen de dismenorrea.

El debate sobre el rendimiento de la mujer en su periodo tuvo lugar mediáticamente cuando una nadadora china reconoció en vivo, en los últimos Juegos Olímpicos, que sufría de fuertes dolores menstruales y que no pudo dar lo mejor de sí porque se sentía débil y agotada. Por otro lado, hay atletas que afirman que rinden mejor durante el periodo.

Los que están de acuerdo con el permiso menstrual afirman que es una manera de romper con tabúes. En cambio, los que no comparten sostiene que la menstruación no es una enfermedad y que el riesgo de estas licencias es darle argumentos a los empleadores que ven en el trabajo de la mujer otro costo extra, puesto que sería como una licencia remunerada.

En Argentina

Resultado de imagen para el permiso menstrual

Actualmente, el permiso menstrual no se encuentra regulado por la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), no obstante, hay varios convenios colectivos que establecen un día al mes para que sea gozado por el personal femenino. Uno de ellos es el Convenio Colectivo de Trabajo 18/75 del gremio bancario, cuyo artículo 48 enuncia que se mantiene vigente el Día femenino. Sin embargo, pocos bancos lo están implementando, en gran parte como consecuencia de los avances en medicamentos y analgésicos, puesto que alivian los dolores y hacen más llevadera la asistencia al trabajo durante el periodo menstrual.

Un dato clave es que la mayoría de los Convenios Colectivos fueron redactados durante la década del setenta. Estos fueron abolidos luego del Golpe Militar que tuvo lugar en marzo1976. Desde ese momento el Día Femenino quedó en el olvido.

Es ley en algunos países

En Japón y Corea del Sur esta ley se encuentra vigente desde 1947 y las mujeres tienen derecho al descanso por cólicos fuertes. En Corea del Sur pueden tomarse un día de reposo cada mes desde 2001. Por su parte, en Indonesia se les permite hasta dos días al mes. Desde 2014, Taiwán también concede a sus trabajadoras un día al mes por el período.

Por otro lado, Italia podría convertirse en el primer país europeo en reconocer el permiso menstrual, ya que la Cámara de Diputados comenzó a debatir un proyecto de ley sobre otorgar una licencia laboral de tres días para las mujeres que tienen menstruaciones dolorosas.

Además, Zambia volvió a abrir el debate en torno a los llamados permisos laborales menstruales, luego de que aprobaran una ley que obliga a las empresas a conceder uno o más días.

Resultado de imagen para el permiso menstrual

Opiniones diversas

La comunicadora científica Agostina Mileo expresó: “creo que las licencias por menstruación son estigmatizantes porque lo que se está diciendo es que, aunque una mujer tenga la misma formación que un hombre, tiene que faltar a trabajar porque es más débil, tiene un cuerpo menos apto y está en inferioridad de condiciones. Lo que explica es que Japón tiene estas licencias desde 1947 pero las mujeres no se las toman para no ser catalogadas como débiles y poco competitivas”. 

Sergio Mohadeb le dijo a Infobae que “en Provincia existe una ley de ‘día femenino’ para empleadas estatales y existe en algunos convenios colectivos. Pero es difícil pensar en una ley nacional porque puede desincentivar a algunas empresas que quieran contratar mujeres”.

Graciela Lewitan, ginecóloga especialista en niñas y adolescentes, indicó que “la menstruación no es una enfermedad y no tiene por qué ser un motivo para faltar al trabajo, no hacer actividad física o lo que sea. Además, si hay un dolor que las inhibe lo que hay que hacer es estudiar el por qué. Decirles a las mujeres que se queden en casa por eso puede ser muy estigmatizante. Nos muestra débiles e indica que esos días no podemos ser eficientes en el trabajo. En ese sentido, no nos pone en igualdad de condiciones, que es lo que sí queremos.

Existen posturas encontradas y diversas con respecto al tema. Aunque se debe reconocer que una mujer que padece fuertes dolores menstruales que no le permiten salir de la cama no podrá cumplir con sus funciones de manera adecuada, puesto que se encuentra indispuesta. Solo las que pasan mes tras mes por esa situación saben lo que significa afrontar el día de esa manera. Y más allá, de las diferentes opiniones, hay momentos en los cuales se debe pensar que la salud y el bienestar de la mujer es un derecho.

Soy Locutora y periodista. Informar e informarnos es un derecho. Creo en el crecimiento desde el compromiso.

Comentarios

comentar

Comentar