Cómo lo que comemos afecta nuestras emociones

Escrito por Mercedes Mauricio

Nosotros somos todo un ser. Todo uno. Lo que hacemos, elegimos, pensamos y hasta comemos nos afecta. Hablamos mucho de como nuestra forma de vida repercute en el cuerpo. Y la comida es una de ellas.

¿No te pasa que si estas a dieta cambian tus emociones o estas con algún humor en particular?

Resultado de imagen para Cómo lo que comemos afecta nuestras emociones.

Sabemos que comer nos produce placer, por eso cuando nos sentimos cansados vamos en busca de comida. También lo hacemos si estamos ansiosos o con problemas emocionales.

Hay alimentos que nos ayudan a calmar la ansiedad, porque poseen un aminoácido (triptófano), que libera serotonina y nos relaja. Por ejemplo el chocolate, la banana, las nueces y el yogur.

Las grasas están asociadas a la disminución del estrés .Por eso, cuando estemos cansados no será fácil que una manzana nos ayude a sentirnos mejor.

Pero pensa como es que los alimentos nos influyen en las emociones si  por ejemplo cuando estamos tristes tenemos el estomago cerrado o no tenemos ganas de comer o a veces comemos con nervios y nos cae mal. Hay veces que las emociones afectan tanto la digestión que nos provocan colon irritable.

Ahora bien, una dieta saludable nos ayuda a sentirnos bien. Contar con buena cantidad fibra soluble, probióticos y agua, es un mimo a nuestro aparato digestivo.

Por lo contrario una mala alimentación puede producirnos depresión. Una dieta pobre en antioxidantes, rica en grasas trans y escasa en micronutrientes puede alterarnos. Si nuestra alimentación está basada en grasas, nos impide la conciliación del sueño.

Hay que entender que la comida nos da placer pero no soluciona nuestros problemas y sólo calma la ansiedad temporalmente.

Si dejamos nuestro cuerpo ingrese comida ante cada emoción, tendremos exceso de calorías pudiendo desencadenar en obesidad

Ahora si por el contrario reprimimos nuestros deseos de comer algo dulce de vez en cuando asi alteramos el equilibrio entre emociones y comida, ya que vamos a disfrutar hacerlo y no sentir culpa.

¿Afectan nuestras emociones en la alimentación?

Lo importante es que exista un equilibrio

Para establecerlo, tenemos que  controlar la alimentación por emociones pero también permitirnos de vez en cuando comer por placer disfrutando la comida.

post-emociones-2-300x172

Tengo 28 años. Estudie Cine y Fotografía. Me encanta escribir. Soy una exploradora constante y es por eso que estoy siempre en movimiento.

Seguir al autor

Comentarios

comentar

Comentar