Masaje birmano: secretos de un masaje milenario

Escrito por Beatriz Zubeldia

Se centra principalmente en los puntos energéticos de la cara, trabajando también el cuello, los hombros y el cuero cabelludo.A través de suaves presiones con los dedos y también presión circular, se consigue activar la energía estancada en la parte alta del cuerpo, tensión originada por un exceso de actividad mental o por un desequilibrio energético.

El Masaje Facial Birmano se recomienda para migrañas y dolores fuertes de cabeza, para tensión en los hombros y parte alta del cuerpo, para las personas que trabajan muchas horas frente al ordenador, para embarazadas y para resfriados.

También es una estupenda técnica para conseguir un “lifting” natural y darle a nuestro rostro una expresión de relajación, frescura y lozanía. La duración de un tratamiento es de 1 hora.

BENEFICIOS

  • Ayuda a liberar las toxinas de la piel y aumentará la circulación dejando el rostro con un brillo claro y radiante.
  • Lucirás un cuello mas largo a través de una postura correcta.
  • El fortalecimiento de los músculos por encima de los ojos, que provocará el levantamiento de los mismos.
  • La tonificación de los músculos por encima de la cejas.
  • Tonificarás labios, tendrás mayor conciencia de tus expresiones faciales.
  • Fortalecerás ligamentos y músculos.
  • Liberarás tensiones. Se alojan muchas tensiones en el rostro.

CÓMO ES UNA SESIÓN DE MASAJE BIRMANO EN TODO EL CUERPO

Se comienza como el masaje tailandés tradicional, boca arriba y por los pies. La masajista te doblará las articulaciones y hará presión sobre distintas partes de tu cuerpo, a veces haciendo palanca con su propio cuerpo y descargando todo su peso. He de decir aquí que las chicas birmanas, en general, son más altas, pesan más y tienen más fuerzas que las tailandesas, por lo que aunque los movimientos sean similares, son siempre ejercidos con mayor contundencia.

Tras haber masajeado todas tus articulaciones te pedirá que te des la vuelta. Aquí es dónde viene la mayor diferencia respecto al masaje tailandés. Raramente en el masaje thai la masajista va a usar la técnica de caminar (descalza) sobre tu espalda. En el masaje birmano, la masajista se pasa casi media hora haciéndote el masaje con los pies. Llega incluso a saltar sobre tu espalda. Escucharás tus huesos crujir como nunca.

Tras esta fase del masaje, te pedirá que te sientes sobre la colchoneta y se pondrá detrás de ti, poniendo un cojín entre tu espalda y su cuerpo y realizará diversas maniobras en las que presionará tus músculos. Entre ellas, realizará un movimiento que jamás había visto en un masaje: te hará crujir los huesos del cuello con un rápido movimiento de tu cabeza. Este tipo de técnicas, mal realizadas, podría dejarte paralítico.

MASAJES EXPRESS CUANDO EL TIEMPO TE APREMIA. MASAJE EN LA CARA

El Masaje en el rostro otorga múltiples beneficios ya que se acumula mucho stress principalmente en los pómulos y la boca. Sentada en un lugar relajado inhala y exhala y comenzá a darte pequeños golpecitos en el rostro con la yema de los dedos. Luego pasa la mano por la frente, como si te la estuvieras peinando, varias veces. Y luego da besos con la boca, así aflojarás la parte de la boca y tu rostro se relajará. Luego hace una pequeña rotación de hombros para un lado y para el otro y recostate en el piso. Descansá por unos minutos e imaginate con el rostro fresco, descansado y brilloso. Lucirás como nueva si tenés que ir a alguna fiesta o evento donde tenés que estar radiante.

 

Mi nombre es Maria Beatriz Burroni Zubeldia. Soy escritora de ficción, novelas y poesía. Me apasiona todo lo relacionado con la escritura, con el cine y con las terapias alternativas. Hice cursos de Meditación, de Técnicas de Respiración, de Ayurveda y de Reflexologia. Actualmente estoy realizando cursos de I Ching, de Guión de Cine y Tv y de Literatura.
[email protected]

Seguir al autor

Comentarios

comentar

Comentar