Música en el trabajo ¿buena idea?

Si, sabemos que es difícil escuchar música dentro de la oficina porque, en ciertos casos, no está permitido. Hoy, en 7Atittudes, nos tomamos un tiempo para ayudarte y hacer que la rutina diaria sea más placentera a través de los sonidos y el ritmo. La música aporta beneficios terapéuticos y es un lenguaje que ayuda a promover emociones; por eso, es necesario seleccionar muy bien la música al momento de trabajar.

Darle play a la emisora favorita o colocar la lista de reproducción de tu celular, muchas veces no es la solución. Para mantener el ritmo, esquivar el cansancio y evitar la fatiga laboral que suele aparecer si estás frente al computador es necesario escuchar música motivadora porque el cerebro responde a lo que escucha y puede afectar el funcionamiento del día. Es por ello, que te recomendamos canciones sin letra, mucho más si las tareas están vinculadas con palabras o números. La letra puede enviar información al cerebro distinta a la que realmente quieres. Imagínate una carrera de perros (que son las palabras que utilizas) y de momento, muy rapidamente, se le acercan caballos. La información al cerebro se puede congestionar. Así funciona el cerebro. Entonces, primer paso: escuchar música sin letra.

El siguiente punto que ayudará al rendimiento serán las canciones desconocidas, porque si al darle play a la reproducción suena tu tema favorito, seguramente abandonarás la tarea, cantarás y se generan reacciones emotivas externas al trabajo. Solo te invitamos a buscar letras conocidas cuando el ejercicio es físico más no mental. De no querer arriesgarte a escuchar música desconocida, también puedes buscar las versiones instrumentales de temas famosos. Se gana al escuchar lo que deseas y evitamos que te desconcentres de la tarea.

Selecciona temas animados, de sensaciones positivas que ayuden a comenzar la jornada de manera más sencilla y cómoda, que el impulso por afrontar la larga jornada sea llevadero. Después se puede optar por temas más suaves, calmados y que generen tranquilidad.

Recordemos siempre un detalle, todo va a depender del tipo de trabajo que se realice. Si bien, la clásica siempre es la más recomendable hay también buenas opciones. Se necesita mucha energía para el lunes; por ejemplo, entonces escuchemos algo de dance electrónico o minimalista. El martes inicia las cargas de la semana, seleccionemos algo de chillout, house o hip hop abstracto, vamos a bajar la dosis. El miércoles se puede optar por la música académica y pueden escuchar Wagner, Betthoven, Bach o Tchaivkosky, con eso es muy probable que se calme ese día que, en muchos casos, es el de mayor estrés. Con esto podrían certificar qué tan cierto es que la música clásica es la mejor para trabajar. Llega el jueves, casi termina la semana, la propuesta es el jazz latino. Y para el tan querido y esperado viernes, no desestresamos con algo de electro swing o jazz electrónico.

Los soundtrancks de los seriados japoneses son grandes aliados al momento de estimular el cerebro y darle ritmo al trabajo. La serie animada “Cowboy Bepop” tiene una varios temas que pueden hacerte mover los pies debajo el escritorio o relajarte de tanta jornada de palabras y números.

Ahora bien ¿dónde se pueden conseguir todas estas propuestas? Es muy sencillo, no hay mejor ayuda en la actualidad que el youtube, su lista de reproducción automática les facilitará a coordinar varias horas de música sin parar. No hagamos del trabajo una rutina lenta y desanimada, hay ponerle onda y con buenas melodías se logrará. No olviden que la música estimula el cerebro ¡A disfrutar!

Periodista/Venezolano/Locutor/Music Lover/Culture pop/Radio fan/Art, books & theater are my hobbies.

Seguir al autor

Comentarios

comentar

Comentar