Nada sucede sin un propósito

Escrito por Mariana Basualdo

Nada sucede en nuestras vidas y en el mundo sin un propósito.

El camino que nos impulsa hacia nuestros sueños puede ser un desafío y muy complejo, por lo que resulta fácil atascarse en la confusión y las inseguridades. Podemos dudar al comienzo de ese camino, cuestionar nuestro propósito o nuestras capacidades. Sin embargo, deberíamos avanzar alegremente, ansiosos por descubrir lo que el destino nos reserva. El universo tiene planes para nosotros que eclipsan todo lo que hemos soñado hasta ahora. Aunque debemos trabajar diligentemente para cumplir nuestro potencial y para cumplir nuestras misiones individuales, el universo es consciente tanto de las misiones que escogimos antes del nacimiento como de las metas que hemos formulado en la edad adulta. Si aceptamos que está velando por nosotros y creemos que facilitará nuestro éxito eventual, el universo nos proporcionará la ayuda y las oportunidades que nos permitan hacer progresos significativos en nuestros viajes de ambición.

Nada sucede sin un propósito. Si atraemos el éxito o lo rechazamos depende de nuestra voluntad de permanecer abiertos a una amplia gama de posibilidades y de abarcar conceptos como la sincronicidad. El universo siempre está listo para cuidar nuestras necesidades, pero no debemos anular su atención amorosa como mera circunstancia o casualidad. De la misma manera, debemos esforzarnos por asegurar que nuestros egos no se conviertan en una barrera que nos impida reconocer que, incluso errores y luchas pueden ser profundas lecciones que suavicen el progreso de la evolución personal. Cuando entendemos que sólo necesitamos con entusiasmo hacer todo lo posible para realizar nuestros objetivos, el universo se encargará de los detalles, impulsándonos hacia adelante en su imparable corriente. Es posible que no siempre entendamos inmediatamente el significado de ciertas experiencias, pero nuestra confianza nos ayudará a elegir sabiamente en cada encrucijada.

El universo quiere verte lograr tus metas. No importa cuánto tiempo hayas vacilado, estará a disposición siempre para ayudarte a poner en movimiento tu plan. Podes aprovechar esta ayuda accediendo a ella en lugar de combatirla; nutre tus sueños pero no intentes controlar cada detalle a lo largo del camino. El universo te proporcionará orientación y, si sos consiente esa orientación, encontrarás que tu búsqueda se convertirá en un viaje de gran alegría.

¿Estas [email protected] para avanzar? El universo te acompaña.

Soy Maru, Lic. en Letras de la UBA, editora y mamá de dos mellis maravillosos: Sophie y Milton. Además de ser una apasionada de los libros, soy amante de la costura, el Jazz, el buen cine y la comida mexicana. Espero que tengamos lindos intercambios.

Comentarios

comentar

Comentar