Pensamientos limitantes: saboteadores de sueños

Escrito por Leticia Serrano

Esas ideas que nos detienen, que nosotros mismos las creamos, en lugar de impulsarnos frenan nuestros proyectos. Los errores, aciertos, las alegrías y tristezas forman lo que somos, pero no deben estancarnos. Lo que pasó debe quedar atrás, de otra manera los pensamientos limitantes se apoderaran de tu mente y destruirán tus planes.

Existen diversas maneras de eliminar o superar las barreras que la mente nos pone adelante. Una de ellas es utilizar eso que los psicólogos llaman insight, es decir, darte cuenta vos mismo, saber detectar qué es lo que te está paralizando.

Ejercicio mental:

  • Identificar la idea o creencia que nos limita: debemos sentarnos a reflexionar y buscar la raíz de ese problema que nos hace creer que no somos capaces de lograr superarnos y dar ese paso hacia lo nuevo, lo desconocido. Es probable que lo incierto no nos brinde seguridad, sin embargo, si no lo intentamos nunca sabremos si estaba o no al alcance de nuestras manos. Hay ocasiones en las cuales es mejor pecar de arrebatado que de miedoso. Más si no tenemos nada que perder y todo para ganar.
  • Evita compararte: sos único e irrepetible, tenes tus debilidades y habilidades, eso te hace incomparable. Es un error muy frecuente que cometemos el intentar ser igual a otro. Lo más probable es que solo te enfoques en tus defectos y termines sintiéndote inferior. Las comparaciones son odiosas y embarazosas.
  • Vive el presente y proyecta el futuro: lo que pasó es historia, los momentos malos del pasado quedan atrás y de nada nos sirven, más que de experiencia. Lamentarnos por lo que pudimos o no hacer de nada nos ayuda. Olvidemos lo malo, disfrutemos el presente que nos motivará para el futuro.
  • Tomá las riendas de tu vida: desafiate a vos mismo, superate y te vas a dar cuenta que los pensamientos que te hacen sentir menos son infundados y no describen lo que sos. Esto te ayudara a sentirte cada día más seguro, aunque al principio sea difícil y no logres de un día para el otro tus objetivos no te detengas por nada, todo forma parte del aprendizaje. Hacé de tus acciones tu escuela.

Los pensamientos limitantes crean miedo, ansiedad e infelicidad. Te hacen sentir que haces las cosas mal y, por este motivo, vas a desear dejar de intentarlo a penas hayas iniciado.

Nuestro accionar para modificar lo que somos, eso que nos molesta y no nos permite superarnos, es lo principal para deshacernos de las actitudes y pensamientos negativos. El paso para avanzar está en nuestras manos.

Muchas personas “creen” que no son capaces sin tener fundamentos ni bases, sin ni siquiera intentar.

Es hora de tomar el control remoto de nuestra vida y sintonizar el dial que concuerde con nuestros deseos y sueños. ¡Recordá que lo mejor está por venir!

“El que no fue mujer ni trabajador cree que el de ayer fue un tiempo mejor”, María Elena Walsh.

Soy Locutora y periodista. Informar e informarnos es un derecho. Creo en el crecimiento desde el compromiso.

Comentarios

comentar

Comentar