El secreto de la longevidad

Escrito por Beatriz Zubeldia

El Maestro Li Ching Yuen es un claro ejemplo de longevidad, ya que vivió muchos años gracias a rutinas y prácticas de herborestería pero su gran secreto era éste:

“Mantén un corazón tranquilo,
Siéntate como una tortuga,
camina rápido como una paloma
y duerme como un perro.”

Su dieta se basaba principalmente en arroz y en el vino de este cereal. También consumía gingseng y una planta poco conocida; la Centella asiática (Hydrocotyl asiática). Y practicaba Meditación y Artes Marciales. Pero la verdad es que  Li Ching Yuen, un maestro taoísta chino, llegó a los 256 años, Ching Yuen vivió mucho tiempo y se ha convertido en una referencia en el mundo de las prácticas espirituales. Algunas de las técnicas espirituales practicadas por Li Ching Yuen son reconocidas como válidas para prolongar y mejorar la calidad de vida como El Taosimo, que es una tradición china que se base en vivir en armonía con el Tao, es decir con la vida. El maestro practicaba las doctrinas, meditación, y aprendió la filosofía y la medicina aplicada en su día a día. Li Ching Yuen también cambió los hábitos de comer y comenzó a usar las plantas medicinales más a menudo, dormía y se despertaba temprano y no usaba drogas, ni bebía ni fumaba. Esto le permitió aumentar su longevidad

LI CHING YUEN VIVIÓ 256 AÑOS GRACIAS AL TAO Y HIERBAS MEDICINALES

El Ginseng es una planta medicinal china a la que se le atribuyen múltiples beneficios. LLAMADA LA PLANTA PARA SUPERAR LAS DIFICULTADES DE LA VIDA.

BENEFICIOS: la depresión, la diabetes, la fatiga, el envejecimiento, inflamaciones, degeneración interna, náuseas, tumores, problemas pulmonares, dispepsia, vómitos, nerviosismo, el estrés, y las úlceras. Es un poderoso antioxidante que retarda el envejecimiento celular y mejora la elasticidad de la piel. Fortalece el sistema inmunológico y cardiovascular. Aumenta la vitalidad general, estimula y tonifica especialmente en casos de cansancio físico e intelectual. Recomendado en tareas que requieren grandes esfuerzos, y para deportistas.

CENTELLA ASIÁTICA

La centella asiática es una hierba medicinal CAPAZ DE CURAR UNA GRAN VARIEDAD DE PROBLEMAS. Entre sus beneficios se encuentran: mejorar circulación de las venas, estimula el crecimiento del cabello y las uñas y se utiliza a menudo en tratamientos contra la artritis y para mejorar el aspecto de las várices. También se utiliza para tratar el reumatismo, mejorar las capacidades cognitivas y reducir los niveles de azúcar en sangre. Además, estudios con mujeres con esclerodermia demostraron que sirve para reducir el dolor producido por la enfermedad. La centella asiática tiene efectos diuréticos, por lo que es especialmente útil para personas con hipertensión o retención de líquidos.

Cuando el general Yang Sen le pidió consejos para vivir más y mejor, Li le dió tres:

  • Evitar los extremos emotivos, que agotan nuestra energía e impiden el funcionamiento armonioso de los órganos.
  • No apresurarse: todo lleva su tiempo.
  • Practicar ejercicios físicos y de respiración (chi kung) cada día.
Mi nombre es Maria Beatriz Burroni Zubeldia. Soy escritora de ficción, novelas y poesía. Me apasiona todo lo relacionado con la escritura, con el cine y con las terapias alternativas. Hice cursos de Meditación, de Técnicas de Respiración, de Ayurveda y de Reflexologia. Actualmente estoy realizando cursos de I Ching, de Guión de Cine y Tv y de Literatura.
[email protected]

Seguir al autor

Comentarios

comentar

Comentar