Vacaciones en casa

https://mejorconsalud.com/wp-content/uploads/2014/05/relajaci%C3%B3n.jpg
Escrito por Mariana Basualdo

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría de nosotros llegamos a creer que la relajación se consigue siempre fuera de casa. Como resultado, pasamos meses anticipando vacaciones de una semana y rara vez apreciamos plenamente el tiempo de ocio que tenemos regularmente. Es posible, sin embargo, volver a experimentar el mismo estado completamente relajado que se desliza durante las vacaciones en las paredes de nuestra casa, todos los días. Los sentimientos de serenidad que se suceden durante las vacaciones son un producto de su perspectiva y no del lugar. Usted se da permiso para disfrutar y relajarse mientras está de vacaciones. Esa concesión nos la podemos dar en casa todos los días. Es posible experimentar la relajación completa, incluso cuando uno está rodeado por la rutina.

Nuestras casas pueden ser lugares de distracción por la mayoría de las tareas de supervivencia que allí se abordan: cocinar, limpiar, etc. En primer lugar, hay que deshacerse de la noción de que los líos deben ser limpiados de inmediato y reafirmar que la relajación es tan vital como el alimento físico. Luego, establecer el estado de ánimo. La música que te recuerda a un destino de vacaciones amado te puede poner en una mente de vacaciones. El sabor exótico de una bebida tropical o un plato étnico favorito puede transportarle a un espacio mental más relajante. Por último, dejar de lado preocupaciones y comprometerse a hacer sólo lo que considera verdaderamente agradable, es muy beneficioso. Sus responsabilidades esperarán mientras usted levanta sus pies y disfruta de la paz que viene desde dentro.

Si le resulta difícil ignorar la tentación de simplemente caer de nuevo en su horario habitual, considere que la relajación debe ocupar un lugar destacado en su lista de tareas pendientes. Usted merece tomar “tiempo” y cuidar de sí mismo, incluso durante períodos de la vida ocupados. Mientras que no siempre puede ser capaz de alejarse de todo, todavía puede nutrirse y recuperar su tranquilidad.

Que la vida no sea esperar los fines de semana o esos días de vacaciones.

Soy Maru, Lic. en Letras de la UBA, editora y mamá de dos mellis maravillosos: Sophie y Milton. Además de ser una apasionada de los libros, soy amante de la costura, el Jazz, el buen cine y la comida mexicana. Espero que tengamos lindos intercambios.

Comentarios

comentar

Comentar